#HayQueVivirla

LaLiga

En un mundo cada vez más volátil, con cientos de ofertas y plataformas a disposición del usuario, LaLiga quería reivindicar su lugar como referente de entretenimiento.

Y con razón, pues no se trata de un espectáculo cualquiera, sino del ESPECTÁCULO con mayúsculas donde millones de aficionados de todo el planeta viven nuestro fútbol pegados a Internet, al televisor o a la radio cada fin de semana.

Teníamos un gran producto, el mejor de su categoría, tan solo teníamos que elevarlo al nivel que se merecía.

Por eso, la pieza central de la campaña está protagonizada por el actor internacional Álex González. Un ambicioso spot donde el actor aparece en los rodajes de grandes series y películas para presentar LaLiga como el espectáculo que tras 90 temporadas sigue ofreciendo las emociones más intensas que se pueden disfrutar en las pantallas de todo el mundo.

Pasen y vean, 60 segundos en el que presentamos el producto sin hablar de él.

Al fin y al cabo, puede que LaLiga y Juego de Tronos tuvieran más cosas en común de las que pensábamos. En ambos mundos hay escudos, casas enfrentadas, amor, desamor, múltiples tramas, finales inesperados… pero contábamos con un factor diferencial: LaLiga es la única superproducción en riguroso directo en la que no hay riesgo de spoilers porque el desenlace siempre es imprevisible.

Imagen Imagen
La campaña estuvo presente en 183 países diferentes. De Rusia a Estados Unidos, parando en Mongolia o Groenlandia. En España, además de en televisión, la campaña se desarrolló en el canal digital y en el medio exterior.
Es más, retamos al resto de plataformas de entretenimiento en su propio terreno de juego, desplegando una lona gigante en la Puerta del sol.
Imagen Imagen

#HayQueVivirla es el concepto paraguas de esta campaña, que es solo el inicio de una nueva estrategia que busca reposicionar a LaLiga como una marca de entretenimiento, capaz de generar unas emociones únicas que no se pueden vivir con otros contenidos.

El fútbol es una locura para los que lo aman y para los que lo odian. Bendita locura.